Indemnización por despido

Indemnización por despido: tipos, características y cómo se calcula

La indemnización por despido dependerá de la modalidad de despido que imponga la empresa. 

Según la normativa, serán 45 o 33 días de salario por año trabajado para el despido improcedente y 20 días para los despidos por causas objetivas.

Pero, ¿cuál es la retribución que debe tenerse en cuenta como base del cálculo? ¿Sobre qué salario se calcula? En este post veremos qué tipos de indemnizaciones por despido existen y cómo calcularlas.

Tipos de despido para calcular la indemnización por despido

Para calcular la indemnización por despido hay que tener en cuenta el salario diario, la antigüedad del trabajador y el tipo de despido. 

Salario diario

Para calcular el salario diario, debemos sumar los salarios brutos de los últimos 12 meses, incluidas las pagas extra. Y el resultado lo dividimos entre los días que tiene el año (365). 

Antigüedad

Para calcular la antigüedad habrá que redondear a mes completo. Por ejemplo, si alguien ha trabajado 11 meses y 9 días, se redondeará su antigüedad a 12 meses.

Tipos de despido

El tercer factor a tener en cuenta para calcular la indemnización por despido es el tipo de despido: despido objetivo y despido disciplinario.

El despido objetivo, en el que las causas no son imputables al trabajador, la indemnización es equivalente a 20 días de salario por año trabajado y un máximo de 12 meses de salario. 

Esto se calcula de la siguiente forma: salario diario x 20 días del despido objetivo y por los años trabajados (meses trabajados / 12).

Si el despido es disciplinario o es un despido objetivo injustificado y el trabajador reclama ante la ley, la indemnización del despido improcedente es de 45 días de salario por año trabajado con un máximo de 42 mensualidades hasta el 12 de febrero de 2012 (fecha a partir de la cual se introdujo un cambio legislativo en cuanto al cómputo de la indemnización). A partir de aquí será de 33 días de salario por año trabajado con un máximo de 24 mensualidades. 

Lo obtendremos de la siguiente operación: salario diario x los 33 o 45 días según el periodo trabajado antes y después del 12 de febrero de 2012.

Indemnización por despido: ¿sobre qué salario se calcula? Diferentes casos

Por último, para evitar malentendidos, es conveniente señalar que todo aquello que perciba el trabajador se considera salario. Y como tal debe incluirse en la base reguladora del cálculo de la indemnización por despido. Lo que quiere decir que aquí, por tanto, incluimos la retribución dineraria y en especie. 

¿Qué retribución en especie debe considerarse para el cálculo de la indemnización? Recordemos que la retribución en especie es un tipo de pago que se realiza a través del uso, consumo y obtención de bienes o servicios de forma gratuita o precio reducido. Algunos ejemplos claros pueden ser la utilización gratuita de una vivienda o un coche por parte de los empleados, así como cheques para guardería o préstamos con un tipo de interés menor.

Asimismo, se incluye en el salario para el cálculo de la indemnización por despido todas las aportaciones que la empresa realice. Por lo que se incluyen los seguros de ahorro, vida o enfermedad, los planes de pensiones, etc. 

Pero, ¿qué ocurre si el trabajador no percibe las mismas cantidades antes de que el contrato rescinda?

Puede ocurrir que la retribución vaya cambiando. Se pueden dar estas situaciones:

El salario cambia antes del despido

Puede ocurrir que haya un incremento de la retribución establecida en el convenio, que las condiciones se hayan modificado o se haya pactado de nuevo con la empresa.

En este caso, se considerará el salario actualizado cercano al despido. En concreto, el último mes. 

El trabajador perciba un salario variable

El trabajado percibe un salario variable, ya sea porque recibe incentivos, comisiones, bonus, etc. En estos casos, se realiza la media de las retribuciones percibidas en los 12 meses anteriores al despido. 

Sin embargo, cuando los bonus no son recurrentes y tienen carácter excepcional, estos podrían excluirse del cómputo de la indemnización por despido. Así quedó reflejado en la sentencia de este caso del Tribunal Superior de Justicia de Barcelona en 2019

Otra situación que puede darse (sobre todo en contrato de directivos, con sistemas de stock options) es cuando en ocasiones el importe del bonus debe prorratearse en varios ejercicios si se genera durante varios años; independientemente de que se perciba íntegramente en los 12 meses previos al despido. Esto lo vimos en una sentencia del Tribunal Superior de Justicia en Madrid (2009).

Indiscutiblemente, cada caso es particular y tiene que analizarse bien con lupa para realizar el cálculo correctamente de la indemnización por despido. 

Si necesitas ayuda por tu situación de despido actual, no dudes en contactar con nosotros. En Práctica Legal contamos con abogados expertos en esta materia con amplia experiencia en derecho laboral y en defensa de los derechos de los trabajadores.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

tres × cuatro =