Estructura societaria blog de Práctica Legal

¿Cómo decidir la estructura societaria adecuada para tu negocio?

Existen muchos tipos de sociedades, las cuales presentan características específicas. Ahora bien, ¿qué tener en cuenta para decidir una estructura societaria adecuada para tu negocio o empresa?

Seguramente, hayas pasado meses desarrollando tu idea de negocio, estudiando tu plan de negocios, determinando los costes iniciales o pensando qué nombre elegir.

Pero muchos emprendedores se olvidan de algo importante como es elegir la forma jurídica que mejor se adapte a sus necesidades y a las de su proyecto.

Factores que debes considerar para decidir una estructura societaria adecuada para tu negocio

Hablamos de tres factores importantes:

1. El capital social

A la hora de emprender un negocio, una de las primeras preguntas que debes hacerte es:

  • De cuánto capital dispones para invertir.
  • Si dispones de mucho, ¿estás dispuesto a aportar esa cantidad?
  • ¿Cuántos vas a aportar tú y cuánto tus socios?

Esto te ayudará a reflexionar y dar con la respuesta de cuánto capital dispones para tu nuevo negocio. Y a partir de aquí podrás determinar qué estructura societaria elegir.

Ten en cuenta que darse de alta como autónomo no supone un coste inicial. Sin embargo, en el caso de la Sociedad Limitada o Anónima, el coste es de 3.000 y 60.000 euros.

2. Los socios

El segundo factor importante son los socios. ¿Cuántos son necesarios para crear una sociedad?

Hablamos de tres categorías:

  1. Unipersonal o un único socio.
  2. Dos socios.
  3. Más de dos socios.

Aquí deberás cuestionarte con cuántos socios quieres crear una sociedad, quién será la persona que administre la empresa o si realmente solo quieres estar tú como administrador y no quieres contar con nadie más.

También existe la opción de buscar un administrador solidario si no quieres estar solo dirigiendo la empresa para que, de esta forma, no seas el único en tomar decisiones.

3. La responsabilidad

Con esto nos referimos a tener claro qué responsabilidad queremos tener con la empresa en cuestión que vamos a crear. Lo que te llevará a la siguiente pregunta: ¿qué tipo de empresa quieres montar?

Aquí entra en juego muchos factores. Por ejemplo, si te vas a hacer cargo de todas las pérdidas y qué riesgo estás dispuesto a aguantar.

Esto será decisivo para decidir cuánto dinero quieres aportar tú y cuánto los socios. Es la única forma de que el poder se distribuya como te interese.

Por tanto, la responsabilidad puede ser limitada o ilimitada. En la limitada el socio solo responde por el capital aportado y en la ilimitada también responde con sus bienes personales.

4. El sector de la actividad

A veces la normativa exige adoptar una forma jurídica según el sector al que pertenezca la actividad que vas a desarrollar.

5. Fiscalidad

Deberás también tener en cuenta la carga fiscal que más te convenga. Si eres autónomo, tributarás por el IRPF. Pero si eres una sociedad mercantil lo harás por el impuesto de Sociedades.

Tipos de empresas

A modo de resumen, estos las estructuras societarias que existen. Además, dependiendo el tipo de estructura, te detallamos sus requisitos: el número de socios, el capital mínimo a invertir y la responsabilidad.

  • Autónomo: 1 socio, este se responsabiliza con todos sus bienes y no existe un capital mínimo legal.
  • Emprendedor con responsabilidad limitada: 1 socio, responsabilidad ilimitada (aunque con excepciones) y no exige un capital mínimo.
  • Sociedad colectiva: mínimo 2 socios, el socio se responsabiliza con todos sus bienes y no existe capital mínimo.
  • Comunidad de bienes: mínimo 2 socios, no existe capital mínimo y el socio se responsabiliza de todos sus bienes.
  • Sociedad civil: mínimo 2 socios, no existe capital mínimo y el socio se responsabiliza de todos sus bienes.
  • Sociedad comanditaria: mínimo 2 socios, no existe capital mínimo, el socio se responsabiliza de todos sus bienes.
  • Sociedad limitada de formación sucesiva: mínimo 1 socio, no existe capital mínimo, responsabilidad limitada al capital aportado.
  • Sociedad limitada: mínimo 1 socio, 3000 euros mínimo de capital y responsabilidad limitada.
  • Sociedad limitada nueva empresa: de 1 a 5 socios, el capital varía entre 3 mil y 120 mil euros, y la responsabilidad es limitada.
  • Sociedad anónima: mínimo 1 socio, 60 mil euros mínimos como capital mínimo y responsabilidad limitada al capital aportado.
  • Sociedad cooperativa: el número de socios depende del grado de esta, no existe un capital mínimo y el socio se responsabiliza con todos sus bienes.

¿Tienes dudas aún sobre qué tipo de estructura societaria elegir para tu empresa? Contáctanos para asesorarte y guiarte por la mejor opción según tus necesidades.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.