Imagen Post daños y perjuicios: conoce su indemnización

Daños y perjuicios: concepto e indemnización

En el día a día y en el transcurso de cualquier actividad hay algunos riesgos que pueden dañar a terceras personas. Y, en concreto, la legislación establece que la víctima que sufra daños tiene derecho a una indemnización por los daños y perjuicios que ha sufrido.

A continuación, vamos a profundizar qué tipos de daños hay y algunos puntos clave que engloba la ley donde se regulan los daños y perjuicios.

¿Qué son los daños y perjuicios?

Los daños y perjuicios están regulados en el Código Civil. En términos sencillos, los daños son los deterioros y desperfectos producidos a una persona o un bien y los perjuicios son el ingreso que debería de recibir por el bien o patrimonio dañado.

Por un lado, los daños se refieren al desperfecto en un bien, parte del patrimonio, daños morales o el menoscabo en la persona misma. Mientras que el perjuicio hace referencia al daño patrimonial, esto es, al menoscabo económico del perjudicado.

Tipos de responsabilidades

Dependiendo de si tenemos relación con la persona que nos causa el daño, hablamos de dos tipos:

  • Responsabilidad civil contractual: hay un vínculo con la persona que causa el daño. Por ejemplo, el incumplimiento de un contrato.
  • Responsabilidad civil extracontractual: no hay ningún contrato entra ambas partes. Por ejemplo, el daño provocado en la vía pública, daños sobre el honor de una persona o daños ocasionados en la vivienda de un vecino.

Centrándonos en esta última, el Código Civil recoge lo siguiente:

“El que por acción u omisión causa daño a otro, interviniendo culpa o negligencia, está obligado a reparar el daño causado”.

Tipos de daños

Los daños pueden ser patrimoniales, personales y morales. Por lo que si un tercero nos causa algún daño de este tipo se le puede reclamar dinero para reparar ese daño. A esto le llamamos reclamación de daños y perjuicios.

Daños patrimoniales

Estos son los que afectan al patrimonio del afectado. Y hay dos subtipos:

  • Daño emergente: referente a la cuantía económica que pierde la víctima por esos daños y perjuicios. Por ejemplo, cuando alguien tiene un accidente en la calle porque el pavimento está en mal estado. Si lo hospitalizan y lo operan, puede generar ciertos gastos que denominamos emergente.
  • Lucro cesante: es lo que ha dejado de obtener por el daño sufrido. Esto es cuando alguien deja de trabajar por las secuelas del daño sufrido.

Daños extrapatrimoniales

Son los que afectan a los derechos y bienes de la víctima. Por lo que son daños cuantificables y subjetivos. Estos pueden ser los que afectan al honor, propia imagen, dignidad, integridad física o reputación.

Y además la reclamación de estos daños son compatibles con los daños materiales si se producen.

  • Daños morales: afectan a la reputación, dignidad y honor.
  • Daños corporales: afectan a la salud o integridad física.

La indemnización por daños y prejuicios

Según el artículo 1106 del Código Civil, la indemnización de daños y perjuicios comprende el valor de la pérdida sufrida y la ganancia que se dejó de obtener. Por tanto, comprende el daño emergente, el lucro cesante y los daños extrapatrimoniales que se hayan podido provocar.

Asimismo, cualquier persona física o jurídica que incurra en dolo, negligencia o morosidad o que incumpla una obligación, está obligado a pagar la indemnización por daños y perjuicios.

¿Qué se necesita para obtener una indemnización por daños y perjuicios?

Hay una serie de requisitos que se deben considerar:

  • Incumplimiento de la obligación imputable al deudor. Pues la ausencia de culpabilidad de este, le exime de responsabilidad e indemnización.
  • Se produzcan daños y perjuicios a un tercero como consecuencia del incumplimiento de la obligación.
  • Haya un nexo de causalidad entre los daños y la acción.
  • Los daños y perjuicios deben ser probados y acreditados.

Tanto si tienes derecho a obtener como si estas obligado a pagar la indemnización por daños y perjuicios, debes tener conocimientos sobre este tema legal, ya que es más común de lo que piensas. Cualquier actividad conlleva un riesgo y puede provocar daños.

Nuestros abogados son especialistas en indemnizaciones, así que consúltanos si tienes cualquier duda.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

8 − siete =