Imagen Post Prisión Preventiva

¿Qué es la prisión preventiva?

Una de las medidas que un juez adopta con quien supuestamente comete un delito es la prisión preventiva. Esta supone una de las mayores medidas de restricción de derecho contra cualquier persona que aún no ha sido condenada ni juzgada.

Con la prisión preventiva se garantiza que el acusado no altere el procedimiento penal. Cuando se encarcela, de forma preventiva, lo que se hace es impedir que el sospechoso se escape antes del juicio.

Veamos, a continuación, algunos detalles más sobre esta disposición judicial para responder a todas tus dudas.

Prisión preventiva: ¿qué significa?

Se puede definir la prisión preventiva como una limitación reducida del derecho a la libertad de un sospechoso que pudo haber cometido un delito.

Es una medida cautelar que se utiliza en última instancia. Por norma general, se suele apelar a otras medidas: la imposición de una fianza, la retirada del pasaporte o la obligación de comparecer ante el Juzgado para firmar un número de veces al mes.

Para que el juez puede decretar prisión preventiva deben existir indicios de culpabilidad del sospechoso. Se puede ordenar la prisión preventiva cuando exista riesgo de que la otra persona pueda escaparse antes del juicio, ataque a la otra parte del juicio o pueda destruir, alterar u ocultar pruebas relevantes.

Requisitos para que pueda ser decretada la prisión preventiva

Deben darse los siguientes requisitos para que la prisión preventiva o provisional sea decretada:

  • Si el delito está castigado con pena privativa de libertad igual o superior a 2 años de prisión. Si el investigado tiene antecedentes, puede ser inferior a 2 años.
  • Que en la causa aparezcan motivos suficientes para pensar que esa persona es responsable del delito que ha cometido y contra quien se ha de dictar el auto de prisión.
  • Mediante la prisión preventiva se persiga alguno de estos objetivos: asegurar la presencia del sospechoso en el proceso, evitar la destrucción (ocultación o alteración) de pruebas, claves en el juicio; y evitar que el investigado actúe contra bienes jurídicos de la víctima.

¿Cuánto durará?

La prisión provisional puede durar el tiempo necesario mientras haya motivos; siempre y cuando esta se decretara para asegurar la presencia del investigado en el proceso, evitar que el sospechoso comete otros actos delictivos y evitar que actúe contra los bienes jurídicos de la víctima.

Además, podrá concederse una prórroga si:

  • La pena privativa de libertad es igual o inferior a 3 años, no podrá exceder de un año.
  • Si la pena privativa es superior a 3 años, no podrá exceder de 2 años.

En caso de decretar la prisión preventiva para evitar la ocultación o alteración de pruebas relevantes para su enjuiciamiento, la prórroga no podrá exceder los 6 meses.

Hay que tener en cuenta que el tiempo de prisión provisional será descontado de la pena total que el individuo debe cumplir cuando haya una sentencia.

Otros datos a tener en cuenta

La detención policial no puede durar más de 72 horas. Durante ese periodo el detenido debe ser puesto a disposición judicial para que el juez decida su ingreso en prisión preventiva o libertad provisional.

La detención podrá prorrogarse 48 horas más con autorización judicial.

Por otro lado, para acordar la prisión provisional se requiere que sea el Ministerio Fiscal o algunos de los abogados quien lo solicite.  Si no lo hacen, el juez no puede adoptarla por sí solo. 

Para ello, el juez celebra una audiencia donde están presentes: el Fiscal, el detenido con su abogado y el abogado de la acusación. Aquí, además de exponer las peticiones y las argumentaciones de cada uno, se analiza la gravedad del delito, el riesgo de fuga, la posible destrucción de pruebas el riesgo contra la víctima, entre otros.

Después de la audiencia, el juez dicta un auto donde decretará la prisión provisional o no y tendrá que argumentar por qué decide adoptarla y con qué fin. Esto último será importante, ya que en un futuro se puede hacer alguna modificación.

Se podrá recurrir ante la Audiencia Provincial, pero eso no evitará el ingreso inmediato en prisión. Si el recurso se estima, se ordenará la puesta en libertad con alguna medida restrictiva.

¿Tienes más dudas sobre la prisión preventiva? Consúltanos sin ningún compromiso.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

veinte + 17 =